Publicada:

¿Cómo me relajo en la oficina?

¿Cómo me relajo en la oficina?

Todo aquel que trabaja sabe el estrés al que se puede estar sometido diariamente. Plazos que cumplir, tareas atrasadas, nuevos clientes, jefes demasiado exigentes, correos pendientes de leer…Si a esto le sumas una luz inadecuada en la oficina, malas posturas al sentarnos, movilidad restringida y muchas horas de trabajo obtienes una mezcla entre estrés, tensión e, incluso, irritabilidad. Pasar mucho tiempo sentados quizá te haga pensar que no sufrirás molestias musculares o dolores. Pues esto no es cierto ya que cada vez son más los trabajadores que padecen este tipo de dolencias. Un periodo corto de estrés puede desencadenar en estrés crónico que puede ser malo para tu cuerpo y mente. El estrés es uno de los factores que influye en el desarrollo de sobrepeso y obesidad y aumenta el riesgo de problemas de salud como presión arterial alta, dolores de estómago, dolores de cabeza, ansiedad y depresión[1].

Ante estas incómodas situaciones te recomendamos una serie de ejercicios que podrás incorporar fácilmente a tu rutina diaria y te aliviarán notablemente.

  1. Practica la respiración profunda. Es una de las maneras más sencillas de relajarse y se puede hacer en cualquier lugar. Es aconsejable que te sientes o tumbes y coloques una mano en el corazón y otra sobre el estómago. Inhala y exhala y siente como tu estómago se eleva mientras aguantas la respiración por un momento. Hay más técnicas de respiración que pueden servirte, así que si eres un poco curioso investiga sobre el tema.
  2. Contrae y relaja la nuca. Es una técnica que puedes realizar sentado y delante del ordenador. Inclina levemente la cabeza hacia atrás, pero no la fuerces y manteniendo recta la espalda, y luego baja la barbilla hacia el pecho.
  3. Relaja el cuello. Una manera clásica de liberar tensiones en la musculatura del cuello es inclinar la cabeza de manera sucesiva de izquierda a derecha, pero sin movimientos bruscos.
  4. Meditación. Practicar la meditación puede ayudarte a reaccionar de manera más calmada a tus emociones y pensamientos, incluso aquellos que te provocan estrés1.
  5. Mueve los hombros. Dibuja círculos en el aire con los brazos bien extendidos.

Al margen de estos ejercicios, muchas son las empresas que ya han adaptado medidas para evitar molestias y lesiones en sus trabajadores. Ya te contamos cómo mantenerte activo en el trabajo en este post. Algunos trucos son:

  • Mantener la columna bien erguida.
  • Usar silla con apoyo para los brazos.
  • Colocar el teclado, ratón y pantalla del ordenador adecuadamente para que tus brazos y manos sufran lo menos posible.
  • Asegúrate de que en tu trabajo haya una buena iluminación. Una mala iluminación genera cansancio ocular e, incluso, dolor de cabeza o mareos.

Todos estos sencillos trucos y recomendaciones te ayudarán a manejar el estrés y aliviar los efectos negativos que éste tiene en tu cuerpo. Averigua cuáles pueden funcionarte mejor y ponlos en práctica!

 

[1] Técnicas de relajación para el estrés. Enciclopedia médica. Medline Plus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000874.htm

COMPARTE ESTE CONTENIDO