Tengo un tratamiento para la osteopenia y estoy tomando calcio. Quería informarme si el consumo habitual de productos lácteos, no leche propiamente dicha, es perjudicial para mi problema de huesos. También quisiera saber si el calcio he de tomarlo con el estómago vacío o al comer, teniendo en cuenta que tomo dos pastillas diarias de ideos.

Nuestro aparato locomotor se fundamenta en un esqueleto vivo de extraordinaria consistencia. El hueso es pues, la pieza que sustenta nuestra locomoción y su metabolismo tiene un enorme interés para comprender una de las patologías más comunes como es la osteoporosis. Esta enfermedad se caracteriza por una alteración de la resistencia ósea que predispone a la persona a un mayor riesgo de fractura.

Hoy sabemos que hay tres grandes atentados contra la fisiología ósea: el sedentarismo, una alimentación desequilibrada y tóxicos como el tabaco.

E el consumo de CLA o ácido linoleico conjugado potencia la acción favorecedora del ejercicio físico sobre el aumento de la masa ósea. El CLA actúa como antirreabsortivo, ralentizando la progresión de la fragilidad ósea, reduciendo la tasa de remodelado y haciendo que aunque la masa ósea continúe decreciendo con la edad, lo haga más lentamente. Por ello, los pilares preventivos de la osteoporosis se establecen en base a medidas como hacer ejercicio físico y aumentar la ingesta de nutrientes como lácteos enriquecidos con CLA.

Sobre la forma de tomar el calcio debe consultarlo con su médico.

COMPARTE ESTE CONTENIDO